Es una variante de la técnica japonesa de portaplumas. La diferencia con la técnica japonesa radica en la posición del anillo y del meñique. Aquí, todos están cerca unos de otros y con el dedo corazón, mientras que con la técnica japonesa están preparados para la parte de atrás de la raqueta. La ventaja de esta técnica es que puedes mover la muñeca como quieras. Moviendo el mango como se desee, se puede tener una buena rotación en la parte delantera y durante el servicio. Sosteniendo, se puede aprender una raqueta. Tienes tres posibilidades de agarre. Elige el que te parezca fácil y domínalo muy bien. Es mejor dominar perfectamente un agarre que ser capaz de hacer varias agarres sin un verdadero dominio. Leer más https://table-de-ping-pong.info/tenir-raquette-ping-pong/