Este es un valor que se da como indicación de cuánto peso es capaz de soportar su mesa. El valor estándar es de 200 kg, pero puede llegar a ser de 250 kg en algunas mesas. Esta capacidad debe ser por toda la mesa y no en un solo punto fijo. Recuerda esto cuando tu receptor se suba a la mesa o se gire durante el tratamiento, porque un accidente puede ocurrir rápidamente si no se respeta.